Uma grande transformação
El agua es la fuerza purificadora de la naturaleza.
Es el agua lo que activa el ciclo de la renovación en la tierra y, por ser transparente, acoge y promueve la sucesión de la vida en los ríos y océanos.
Por eso, elegimos el agua como el elemento simbólico de la gran transformación que vive Odebrecht.
Una transformación verdadera, extensa y profunda, que cambia lo que precisaba ser cambiado, dando lugar a lo nuevo y mejorando lo que ya era reconocidamente bueno.

El cambio se puede resumir así: antes, Odebrecht buscaba servir, con excelencia, a los clientes y a las comunidades; ahora, el compromiso asumido por los Líderes e Integrantes de todas las empresas de Odebrecht es servir a los clientes y a las comunidades con excelencia y de forma ética, íntegra y transparente.

Un nuevo Gobierno Corporativo y un nuevo Sistema de Conformidad son las bases institucionales de esos avances, explicitados a lo largo de este informe.

Del mismo modo que el agua activa la renovación en la tierra fertilizada, el cambio en curso ahora en Odebrecht también la renueva y la acerca al futuro. Las semillas esparcidas ya germinan. Las nuevas plantas están siendo cuidadosamente cultivadas.

En breve, brotarán los frutos, y Odebrecht volverá a crecer y a producir riquezas sociales importantes para sus clientes, para sus Integrantes y para las comunidades y regiones donde estuviera presente.